miércoles, 18 de junio de 2008

El Stress y los adaptógenos


El Stress es una situación extrema, en la que todos los sistemas que mantienen en funcionamiento a una persona se hallan en el límite de sus posibilidades de resistencia . Como todo organismo vivo, el cuerpo humano necesita de una armonía completa y equilibrada entre sus distintos órganos y funciones para lograr su finalidad primordial, que es la de perdurar.

Todas las situaciones que comprometan ese objetivo señalado más arriba, harán sonar una alarma a la que cada sector del organismo responderá de una manera que le es propia, cuya meta inmediata consiste en adaptar sus funciones a aquella nueva condición.
Un considerable caudal de hormonas diversas y de neuro-transmisores (sustancias químicas portadoras de mensajes provenientes del sistema nervioso), se vuelcan al torrente sanguíneo y se distribuyen hacia los puntos clave donde se librará la batalla por la defensa y la adaptación, haciendo que el corazón, los riñones, el cerebro, las glándulas, los músculos y las vísceras se adecuen a la enorme exigencia que se les hace y se dañen lo menos posible .
Si todo lo que se pone en funcionamiento tiene éxito, se logra salir de la crisis y las consecuencias para la salud son mínimas.
En el caso de que las situaciones que lleven al stress sean muy frecuentes y/o intensas, las probabilidades de adaptación exitosa son menores y se comienzan a evidenciar daños de mayor o menor significación, dependiendo de cuál fue el órgano o sistema más afectado por el impacto.
El ser humano, como ente dotado de sentimientos y de extraordinarias capacidades de abstracción y razonamiento deductivo, interpone ante las situaciones estresantes todo un abanico de respuestas emotivas, que se suman a las respuestas orgánicas que habíamos mencionado.
Esta circunstancia le otorga a la batalla un colorido dramático, y en situaciones límite le confiere a los resultados una gravedad mayor, ya que al desgaste corporal se suman estados de angustia, depresiones, o agresividad que terminan socavando el rendimiento intelectual y afectivo.
Ante todos estos hechos la Fito-terapia recurre a la Madre Naturaleza en busca de una serie de plantas que tienen en sus componentes químicos sustancias capaces de aplacar los síntomas tanto físicos como emocionales resultantes del stress, y al mismo tiempo aumentar la capacidad de respuesta del cuerpo para una más rápida recuperación.
A este grupo de medicinas vegetales se les ha dado el nombre de Adaptógenos.
Los adaptógenos comprenden básicamente 14 vegetales principales:
- Arándano
-Toronjil
-Yerba gatera o menta de gatos
-Sello de oro
-Flor de tilo
-Hierba de San Juan
-Cardo Mariano
-Amla o Amalaki
-Wu wei zi
-Guarará
- Bhangra
-Prímula
-Nimba o Neem
-Skull cap
Estas hierbas medicinales administradas por separado o en combinación de varias de ellas según el caso, se preparan a manera de tisanas o por decocción, y gracias a la dosificación adecuada de cada una de ellas, se logran excelentes resultados a corto plazo.

Recuerda que tú eres un hombre bello y saludable...Mantén la armonía en tu vida!

3 comentarios:

Naturalmente dijo...

Al analizar la dieta de muchas sociedades conocidas por la buena salud de sus envejeccientes, los cientificos han encontrado que su alimentacion tipica contiene características adaptogénicas y antioxidantes. La dieta moderna a la cual estamos acostumbrados carece de estos vegetales y hierbas adaptogénicas. lo cual pudiera ser una razon para muchos de los problemas de salud como diabetes, hipertensión, cancer, etc... Existen remedios naturales herbarios adaptógenos que podemos usar como suplementos para promover la vitalidad y el balance sistémico. Estos remedios naturales ayudan al cuerpo a que se puede reparar y reequilibrarse con más eficacia.

Anónimo dijo...

We should be meticulous and discriminating in all the advice we give. We should be especially prudent in giving opinion that we would not think of following ourselves. Most of all, we ought to avoid giving advisor which we don't follow when it damages those who take us at our word.

fein

[url=http://fein-84.webs.com/apps/blog/]fein[/url]

Anónimo dijo...

To be a noble lenient being is to be enduring a amiable of openness to the far-out, an gift to group unsure things beyond your own restrain, that can take you to be shattered in hugely exceptional circumstances for which you were not to blame. That says something very outstanding thither the get of the principled compulsion: that it is based on a trustworthiness in the up in the air and on a willingness to be exposed; it's based on being more like a shop than like a jewel, something rather tenuous, but whose mere item attractiveness is inseparable from that fragility.