martes, 24 de agosto de 2010

¿Que es la clonación de pelo por cultivo de células?


Las células papilares de la piel son la fuerza impulsiva que está detrás de cada folículo capilar. Esas células se ubican como una pequeña bolita en la raíz del folículo y mandan señales químicas que controlan el crecimiento celular dentro del resto del folículo.

Esto se descubrió después de 1960, cuando se develó que esas células pueden ser transplantadas y aisladas dentro de la piel sin folículos, y las células papilares promoverían entonces la formación de folículos completamente nuevos.

A mediados de los ´80 se descubrió que estas células pueden ser aisladas y pueden crecer en cultivo, para fabricar más de ellas y después implantarlas en la piel para crear nuevos folículos.

Cultivando las células de sólo unos pocos folículos donados se puede obtener un crecimiento suficiente para la implantación de células e inducir la formación de nuevos folículos, clonando pelo.

Más recientemente en 1999, investigadores dirigidos por Colin Jahoda en la Universidad de Durham en Gran Bretaña, tomaron células de debajo de los folículos capilares del propio cuero cabelludo de Jahoda y sus colegas.

Esas células de la papila dérmica fueron luego transplantadas en el antebrazo de la esposa de Jahoda, Amanda Reynolds. Después de 5 semanas, el tejido transplantado (no más grande que la cabeza de un alfiler) produjo un total de cinco cabellos totalmente crecidos en el brazo de Amanda. Este simple experimento mostró el potencial de la inducción de nuevos folículos en la piel humana.

Aun más interesante desde el punto de vista científico es que los folículos insertados en una mujer funcionaron aun proviniendo de un hombre.

Normalmente, las células extrañas pueden ser rechazadas por el receptor. Pero los científicos sospechan que las células obtenidas de la base del folículo pueden tener algún tipo de característica que les permiten mezclarse con otras.

Entonces, en lugar de ser rechazadas por el sistema de inmunidad de la mujer, las células masculinas interactúan con las femeninas para crear nuevos folículos.

Esto puede hacer posible que las células papilares de un humano pueda proveer de folículos de otro individuo sin causar ningún tipo de rechazo.

El nuevo descubrimiento promueve la posibilidad de una rápida clonación de pelo. La células pueden ser removidas desde el propio cuero cabelludo, y si las propias no son de cualidades apropiadas, pueden sacarse de otra persona.

Además, esas células pueden ser multiplicadas mediante un cultivo de laboratorio antes de ser transplantadas.

La microcirugía usada en el experimento es compleja, por el tiempo que consume y sus costos.

El problema más grande para encarar el procedimiento, es la ubicación de los nuevos folículos para que los nuevos cabellos se ubiquen en el ángulo correcto, en línea con los ya existentes en el cuero cabelludo.

Esto requiere de muchos más conocimientos sobre la expresión genética involucrada en la inducción de nuevos folículos y qué genes definen la dirección del pelo.

Existe entonces la posibilidad que insertando células que induzcan nuevos folículos, estemos incluyendo un tumor desarrollado y cáncer de piel. Tal preocupación deberá ser verificada antes de que el tratamiento se vuelva disponible para el público en general.