martes, 8 de junio de 2010

Efecto real del ejercicio sobre el peso corporal.


Recientemente ha habido gran cantidad de trabajos sobre el tema. Queme más calorías que las que consume, durante días y semanas, y perderá kilos; alrededor de medio kilo por cada 3.500 calorías de déficit.
Es evidente, entonces, que el ejercicio es una clave del éxito en el control del peso corporal. Pero a veces se exagera su valor he aquí algunas variables:

Consumo calórico neto
Supongamos que Ud. pesa 82 kilos y camina durante 45 minutos a una moderada velocidad de 5 Km. por hora.
Por término medio, Ud. consumirá unas 220 calorías. Pero eso no tiene en cuenta las calorías que Ud. quemaría en otras actividades, supongamos que 105 calorías si Ud. estuviera sentado y escribiendo.
Esto significa que su caminata consumió solamente 115 calorías adicionales. No mucho, realmente. Si Ud. camina a más velocidad 6,5 km. por hora, quemará alrededor de 290 calorías en 45 minutos, 185 más que sentado ante un escritorio.

Intensidad
Los ejercicios de alta intensidad queman más calorías por minuto, por supuesto, que los de baja intensidad.
Durante los ejercicios prolongados de baja intensidad. proviene de la grasa una mayor proporción de calorías (50%) que durante los ejercicios intensos (40%), pero como Ud. consume muchas más calorías durante el ejercicio intenso, termina quemando más grasa.
Los ejercicios de baja intensidad pueden quemar las calorías y 1a grasa que Ud. desea perder; sólo tiene que hacerlos por más tiempo.

Impulso al metabolismo
Obviamente, el ejercicio quema calorías; pero, no tan obviamente, al terminar de hacerlo continúa estimulando el aumento de su tasa metabólica durante varias horas.
Su tasa metabólica es la proporción en que su cuerpo utiliza su energía; vale decir, el número de calorías que quema en un determinado lapso, sea en reposo o en actividad. Sin embargo, a menos que Ud. haga ejercicios largos e intensos, el impulso temporal al metabolismo no es mucho.
De acuerdo con un estudio reciente, el efecto residual del ejercicio liviano puede ser tan sólo de 5 ó 10 calorías; el del ejercicio moderado, entre 10 y 35 calorías; el del ejercicio vigoroso, 180 calorías extra.
Normalmente, cuando Ud. hace ejercicios, su tasa metabólica de base, o metabolismo basal, baja. Pero si con el ejercicio Ud. aumenta la musculatura mientras pierde grasa, Ud. anula esta baja e, incluso, puede que estimule el aumento de su metabolismo basal, aunque sea ligeramente.

Ingesta de alimentos
Mucha gente teme que el ejercicio aumente su apetito... y que las calorías que queman con el ejercicio serán más que compensadas por el alimento extra que comen.
Existe alguna evidencia de que la mayoría de las personas que hacen ejercicios moderados, tienden a comer más o menos lo mismo o ligeramente más de lo que comerían si no hicieran los ejercicios.
Aunque los atletas que se ejercitan vigorosamente comen mucho más que si no lo hicieran, las calorías extra rara vez superan el aumento de su gasto de energía. Pero los estudios sobre el apetito y el ejercicio no han sido consistentes en sus resultados. Intervienen muchas variables (frecuencia, duración e intensidad del ejercicio; cantidad de grasa almacenada en el cuerpo; metabolismo basal; cantidad y tipo de alimentos disponibles: y, además, factores psicológicos.
Más aún, los estudios no pueden registrar el proceso de adaptación del cuerpo a un plan de ejercicios de larga duración.

Adiós kilos