martes, 1 de junio de 2010

Ejercicios Tradicionales Chinos para la salud: el Chi Kung


Forman parte de los Ejercicios Tradicionales Chinos, el Chi Kung y el Tai Chi; los mismos fueron nutriéndose tanto de la filosofía en la búsqueda de la paz mental (1); como de la medicina y las artes marciales, para trabajar el cuerpo a través de determinados movimientos.

Chi Kung: Un "camino" para vivir mejor

El Chi Kung - término con el que se populariza en el habla castellana* - es parte de la tradición oriental y ayuda a armonizar la energía (2) (Chi) de nuestro cuerpo, combinando tres elementos básicos: concentración, regulación de la respiración y tiempo de práctica.

Sus movimientos son lentos, suaves, armónicos y naturales y pueden ser realizados por personas de toda edad, sexo y diferente condición física.

Esta disciplina permite con el tiempo, eliminar las interferencias emocionales, - caldo de cultivo para las enfermedades- estimulando la relajación en el movimiento. Al mismo tiempo ejercita los huesos, flexibiliza las articulaciones y los músculos, fortalece los órganos internos y activa la circulación de energía a través de los meridianos (3).

Cuando la energía es insuficiente desde el nacimiento o se debilita en el curso de la vida, no se tiene resistencia en circunstancias físicas o psicológicas difíciles; entonces, nuestro organismo se vuelve vulnerable a las enfermedades produciéndose diferentes desequilibrios, por ejemplo: un bloqueo de energía o dispersión de la misma, creando un desorden en distintos órganos o vísceras. Una vida sedentaria, puede provocar los mismos inconvenientes.

La práctica regular del Chi Kung nos ayuda a prevenir la enfermedad y constituye un remedio útil como complemento para acelerar o consolidar un tratamiento médico.

Existen ejercicios específicos para determinadas patologías y los hay de orden general para mantener la salud, pero es importante considerar el placer por realizarlos, así seguramente serán efectivos.

Luego de unos meses de práctica constante comienzan a verse los resultados; apaciguando nuestro corazón, evitando el estrés y logrando un espíritu sereno ante los acontecimientos cotidianos.

Esta técnica es útil complementarla con la práctica de Tai Chi, algunos autores consideran que el Chi Kung desarrolla la energía y la pone en circulación, mientras que el Tai Chi la favorece y distribuye armoniosamente por todo el cuerpo.

(1) "Eliminando la interferencia de las siete emociones: alegría, ira, tristeza, amor, odio, miedo y deseo. Cuando el cuerpo y la mente están relajadas el qi fluye de un modo constante y natural. Por ej: la depresión puede producir úlceras de estómago e indigestión. El miedo puede alterar el normal funcionamiento de los riñones y la vejiga". Qigong para la artritis - Dr. Yang Jwing-Ming

(2) La energía es una fuerza dinámica cuyo flujo es continuo y circular a través de todo el cuerpo. Teniendo conocimiento de cómo la energía circula en el cuerpo, un practicante experimentado puede manejarla en su provecho. Así las disfunciones o las enfermedades, pueden ser eliminadas o atenuadas al suprimir el desequilibrio de la energía.

(3) "La energía circula a través de todo el cuerpo a lo largo de minúsculos canales llamados meridianos. Hay doce meridianos principales: uno por cada uno de los cinco órganos, de las seis vísceras y del pericardio. Su función es la de suministrar energía a cada célula del cuerpo". El libro de los ejercicios internos - Dr. Stephen T. Chang.

* El nombre correcto en los idiomas occidentales de esta disciplina es Chi Kung, pese a que muchas veces hay referencias diferentes a esta disciplina, tales como chicun, chikung, chi kun, chikun, chicung, etc.