domingo, 20 de junio de 2010

Efectos secundarios de la masturbación, consejos y beneficios


¿Cuánto sabemos verdaderamente sobre la masturbación y sus efectos negativos? Seguro sabemos que la masturbación nos hace sentir placer, de esto no hay dudas, pero ¿qué más puede hacer por nosotros?
Jugar con nosotros mismos puede ayudarnos a conciliar el sueño, reducir los dolores de cabeza y el estrés, la ansiedad y la tensión, y es excelente para el funcionamiento inmunológico, incrementando la producción de endorfinas, y es al mismo tiempo bueno para la próstata.
Sin embargo, como todo lo bueno tiene algo malo, vale preguntarnos: ¿cuáles son los efectos negativos de la masturbación?

Lo que nuestros padres creían
Hay mucha historia detrás de los efectos negativos de la masturbación. Desde que el hombre es capaz de agarrar su salchicha y sacudirla (y sinceramente no podemos dar cuenta de quién ha sido el primero), la gente ha estado esparciendo algunos mitos sobre su parte negativa. ¿

La masturbación causa acné?

Si lo hiciera, el 95% de los sujetos que andan por la calle tendría su rostro cubierto de granos.

¿Es cierto que la masturbación puede ocasionar esterilidad?
Pues si bien es cierto que tener eyaculaciones consecutivas reducirá la cantidad de esperma y el volumen general de semen en comparación a una primera eyaculación, los testículos son una fábrica de esperma y la masturbación no va a hacer que esta fábrica cierre sus puertas.

¿Pueden crecernos pelos en las palmas?
Tal vez sea éste uno de los mitos con menos asidero; ¿acaso el semen puede producir milagros?

¿Por qué las personas calvas no renuevan sus cabelleras poniendo semen en sus cabezas?

Existen toda clase de mitos acerca de la masturbación, y la ciencia comprobó la falsedad de todos ellos. Entonces, ¿tiene la masturbación una parte negativa?
A decir verdad, la masturbación es inofensiva por sí misma, y no hay pruebas de daños físicos a largo plazo con hábitos masturbatorios moderados.
No obstante, todos podemos experimentar aspectos negativos, ya sea en el corto o largo plazo, o relacionados a los hábitos crónicos.

La familiaridad no deseada
Un efecto negativo de la masturbación es que las eyaculaciones subsecuentes tomarán más tiempo en producirse. Si te masturbas algunas veces antes de una cita y se da que tienes sexo, será muy probable que tengas más dificultades para alcanzar el orgasmo.
Por suerte, darle a nuestro pene uno o dos días de recarga servirá para remediar la situación. Asimismo, todos conocemos los secretos de nuestros cuerpos.
En este sentido, la masturbación puede crear un efecto de orgasmo individual al entrenar a nuestros cuerpos a responder a ciertos toques familiares, reduciendo la respuesta corporal a los toques de otras personas.
Sin dudas, esto se traduce en mayores dificultades para alcanzar el clímax. ¿Sabes de lo que hablamos?
También nuestras erecciones pueden verse afectadas por la masturbación. Notarás que después de cada eyaculación la firmeza de la erección posterior es, tal vez, un poco menos consistente y más esponjosa, dependiendo desde luego de la proximidad temporal entre las erecciones.
Existen pocas evidencias que permitan afirmar que demasiadas masturbaciones tengan un efecto negativo en tus erecciones a futuro.
No obstante, la edad, la dieta, el tabaquismo, y la salud cardiovascular son factores directamente relacionados a la calidad de la erección.
Otro efecto secundario de la masturbación es la abrasión o la hinchazón del pene. Algunas personas tienen manos ásperas, callosidades, aplican mucha presión sobre el miembro o no usan lubricación. ¡Más cuidado, por favor!

Culpa
La masturbación puede también tener un impacto psicológico negativo sobre una persona. Ya sea por cuestiones culturales, religiosas o morales, las personas pueden ser muy duras consigo mismas.
El tire y afloje entre lo que se siente natural y placentero versus lo que nos dijeron que no debíamos hacer puede tener un efecto pernicioso y duradero sobre la autoestima, la confianza, y la valoración de una persona.
Los efectos psicosomáticos pueden también presentarse, y son síntomas físicos ocasionados por factores psicológicos (sentimientos de pena, culpa y ansiedad pueden manifestarse en dolores de cabeza, espalda, dolencias crónicas, etcétera).

Los problemas con la masturbación crónica
Biológicamente, la masturbación crónica puede afectar la química de nuestro cerebro y nuestro cuerpo, dado que puede sobreproducir hormonas sexuales y neurotransmisores.
Esta producción desmedida impacta en cada persona en forma diferente, y los síntomas pueden variar entre fatiga, dolor pélvico, cambios en la visión, dolor en la parte baja de la espalda, dolor testicular y pérdida de cabello.
Hay investigaciones corrientes que indican que la producción exacerbada de testosterona está relacionada a la producción de DHT, que está asociada a la pérdida de cabello en los hombres.
En cualquier caso, debemos ser cuidadosos con las conclusiones que extraemos de la investigación. Todavía es necesaria más evidencia para afirmar que la caída de cabello puede tener como una de sus causas a la masturbación.
¿Sabías que el gran consumo de alcohol reduce la producción de testosterona? En consecuencia, ¿El hecho de beber unas copas puede reducir los niveles de testosterona y subsecuentemente los de DHT, haciendo que nuestro pelo ya no se caiga?
Difícilmente. ¿O es que nunca has visto a un ebrio calvo? Si percibes alguno de estos efectos secundarios, intenta recortar tus hábitos de masturbación por algunos meses y mantente atento a si los síntomas desaparecen o se alivian.
Si los síntomas persisten, lo mejor será consultar con un médico, aunque mientras tanto entonces podrás volver a tu frenesí masturbatorio.
La masturbación compulsiva puede afectar negativamente a una persona. Pero, ¿qué es masturbación compulsiva?
No hay un número de veces que lo determine; más bien está asociado a las dificultades que experimenta en su vida la persona a raíz de sus hábitos de masturbación.
Un sujeto que se masturba seis veces al día y se siente genial y productivo, mientras que a otro va a pasarle exactamente lo contrario.
La masturbación compulsiva puede afectar negativamente tu vida social, famili8ar y laboral.